lunes, 27 de mayo de 2013

Carta de Ceci al Abuelo


Abuela

No sé ni por dónde empezar... la verdad es que por más que le doy vueltas son tantas cosas las que vivimos con el abuelo que es difícil de encontrar una muy significativa.

Soy una persona muy sensible y creo que hasta la fecha cada que veo una foto del abuelo se me salen las lágrimas, y aunque en parte son de tristeza de no tenerlo entre nosotros también son de alegría, ya que me pongo a ver todo lo que construyó en su larga vida y todo lo que vivió y me doy cuenta de que él está muy tranquilo descansando y viéndonos como nos damos de topes para resolver los problemas que se nos cruzan en el camino.

Creo que fui muy afortunada de poder vivir muchas cosas con los abuelos, viajes, fiestas, historias, consejos... no solo tengo un recuerdo del abuelo, sino millones de ellos, pero algo que viví con él y me gusto muhisisísmo hacerlo, fue el haber compartido su pasión por el taller de herramientas, me acuerdo mucho que ayudó a hacer mi entrega de diseño industrial, donde EL Y YO construimos una mesa en su taller, creo que soy muy afortunada de haber podido compartir el taller del abuelo con él, yo sé que ese espacio era muy importante para él, donde pasaba largas horas construyendo nuevos inventos para la casa y aunque el chiste era que yo hiciera el trabajo a pesar de enseñarme cómo usar las cosas para no lastimarme, al final lo acababa haciendo el, porque nunca dejó que me pasara algo allá abajo, pero siempre era su ilusión esperarme en la tarde con su cara de emoción para empezar a trabajar en el proyecto de su nieta la más grade...

Algo de lo que soy muy afortunada es de haber podido presentar a Chicho con el abuelo, a pesar de que siempre trataba de robarnos unas horas para platicarnos del matrimonio, era muy padre ver como se interesaba también de todo lo que le platicaba chicho, yo estoy segura que su sangre cubana los unía más de lo que uno creería :)

 

Siempre tuve el gran sueño e ilusión de que el abuelo estuviera el día de mi boda y bailar con él como mi segundo papá y que conociera a mi primer hijo, y aunque sé que el abuelo no estará físicamente en esos momentos tan importantes en mi vida, me conformo con que conoció y quiso muchísimo a chicho, que siempre le tuvo muchísisismo afecto y admiración.

 

Tengo algo muy grabado en mi mente: 2 días antes de morir, un domingo o sábado no recuerdo bien, fuimos a visitar al abuelo, chicho y yo, y al despedirnos le dijo a Chicho que no me dejara ir, que tenía a una mujer extraordinaria a su lado y que me cuidara mucho... es una imagen que JAMÁS se me va a ir de la mente... Y ahora entiendo que ese momento fue la mejor despedida, que aunque al día siguiente lo fuimos a visitar y vimos EN BUSCA DE LA FELICIDAD con el todo el día, ese fue su momento con nosotros.

 

En fin .. si sigo no dejaría contar sus historias a los demás, que estoy segura que son divertidas y tan conmovedoras como las mías.

 

Abuela gracias por hacernos recordar días tan padres y bonitos del abuelo... ya estoy aquí llorando en la oficina de acordarme de todo esto.

 

Te quiero mucho

 

Ceci

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada